Páginas vistas en total

miércoles, 1 de agosto de 2012

ABATIDA






Camino desesperada por saber la respuesta.
Será esa de la que quizá hasta me de miedo
-no se sabe-

Pero si te tiento me respondes
y provocándote me cuentas

que estoy sola
que me ahogo en el mar de urbe
que los oleajes de cemento me arrastran
que me hunden
que siento el abandono
allá en el fondo
de ese, mi corazón

Así mejor no decirle nada,
preferible no apremiar respuesta
porque luego caen lágrimas oscuras
-como esta mañana-
y luego ya no vuelvo a ser la misma
-como esta mañana-
quedo abatida


Que ya lo dijo el poeta:
los desesperados sufren lloran
se engañan se estremecen…


© Ana lópez 
Agosto 2012