Páginas vistas en total

martes, 29 de mayo de 2012

ENTRE JARDINES


a Oriol

Es cuando tu cuerpo,
aún fruncido de cuna
se acopla a la bella flor,
perfecta mano de jardinero/
de tu padre
Es la vida que te mueve
obrero temprano de ella
amparando con tus insinuados labios
las margaritas con las que te alimenta/
tu madre.
Es el momento en el que le hablas
hermoso feligrés de fantasías
y con el que creas troncos
de hermosos olivos de sueños…/
a tu hermano

Y a mi se me escapa tu nombre
dibujando tu bella sonrisa en el aire
contándome de quietudes en tormentosos mares.
Es cuando tú me miras
-y me miras-
cuando alejas de mi las soledades
tan perseguidas, tan abusivas

Y es ya cuando te tengo en mis brazos
cuando miro a tus ojos
-en los que has reunido el cielo-
cuando discurre la savia;
 cuando me permites el beso
suave,
            delicado,
                                  conciso
colmándome de tu cariño naciente…
Despliegas tus manitas delicadas
-cual si fueran alas-
y me enseñas
que existen nuevas azaleas
bellas y perfectas

Es cuando veo que creces
y de pronto floreces
con el aroma dulce
 recién baño de la nueva vida
Cuando me dejas que te acoja
como un milagro
único,
               irrepetible…

descubriéndote así ramo
y en jarrón de ternura atendido
Que no hay nada más grande
nada hay más prodigioso
que observar tu vida entre jardines
y lograr que en ti me vea
como vez primera
lograr que aún descubra
que amanece la primavera.