Páginas vistas en total

jueves, 13 de febrero de 2014

VÍAS MUERTAS EN EL TIEMPO











Ando descalza sobre vías muertas y frías
las del pasado
las que evocamos continuamente
las vías son agujas
las agujas son relojes
los relojes el tiempo
ese que a mi se me resiste
ese que pasa sin darme tiempo
confuso, ambiguo y cruel

Allá lejos veo mi tren que va sin mí
cargado de viajeros fantasmas
entre recuerdos e ilusiones inútiles
con niños de sueños jugueteando
y que van diciendo un adiós falso
entre risas crueles
para con mis vagos andares
Estos son los caminos de presente
que jamás hago presentes
por el engaño del pasado
y la trampa del futuro

Ando descalza sobre vías muertas y frías
resbalando en mi propio llanto
cayendo sucia en charcos tristes
sobre estos raíles de destino
con los pies descarnados y heridos
el templo descuidado
los latidos de corazón disipados
que impulsan un vago caminar
abatido sin remedio en cada túnel

Me recorre una angustia definida
/esa que vomitaría los fallos/
engañada y engordada por el miel del hoy
que no es más que la hiel del mañana
Incapaz, perpetúo caminando
descalza, con frío
sobre estas vías muertas
nutriendo la desolación
por no saberme capaz.

Desnuda por falta de amor
vestida por soledades forzadas
da la impresión que si
no soy digna de percibir mi pago
moriré de tristeza junto a mi tristeza
esa que emergerá de las entrañas
para envejecer las vías sobre las que camino.

© Ana López
Febrero 2014